Rompiendo la espiral del dolor

Por qué creamos qiip

Si había una cuestión que inquietaba a todos lo que íbamos a hacer qiip, ante todo, era la de no presentar otra aplicación de mantenimiento al uso.

Un software que no requiere estudios, ni horas de formación para comenzar a familiarizarse con la plataforma. Veníamos de conocer con especial cercanía la problemática de clientes y organizaciones que demandaban a gritos una solución eficaz con la que gestionar sus mantenimientos. También conocíamos sus dolores de cabeza tratando de adoptar diversos softwares CMMS. En la mayoría de los casos, se trataba de productos adaptados como un guante a la realidad de OTRO CLIENTE, generalmente una compañía que sabía muy bien qué necesitaba. Tanto, que ya alguien se había encargado de desarrollar un software a su medida y crear una versión comercializable para todo tipo de empresas y actividades. ¡Un gimnasio gestionando el mantenimiento de sus instalaciones con el mismo software que una compañía ferroviaria! 🤔

A la heterogeneidad de cada organización, había que sumar la del personal que intervenía en su actividad diaria. No todos estarían dispuestos a identificarse en una pantalla y navegar por extensos menús para encontrar sus instrucciones o simplemente, el check donde indicar el fin de una tarea... con toda la razón. De manera especial, en aquellos casos en que un trabajador externo era el encargado de realizar estas notificaciones a la plataforma.

Y aún había otro problema mayor… habitualmente, a quiénes demandaban una inmediata solución para gestionar de sus mantenimientos, no solía sobrarles el tiempo. Asumir la implantación de los convencionales CMMS’s y adoptar las rutinas necesarias para ponerlo en marcha, significaban una dedicación en tiempo y esfuerzo, mucho mayores de lo que podían permitirse. Y mientras tanto, el volumen de sus tareas sin resolver seguía creciendo… y creciendo… tomando una tonalidad marrón cada vez más oscura. Pues finalmente, todas estas horas y sudores servían, en muchos casos, para comprobar que la solución no se amoldaba a sus necesidades. FRUSTRACIÓN 😅.

Con la intención de romper esta ESPIRAL DE DOLOR, empezamos a diseñar qiip. Un software que no requiere estudios, ni horas de formación para comenzar a familiarizarse con la plataforma. Algo tan exageradamente SIMPLE que desde el mismo momento en que alguien se decidiese a probarlo, podría comenzar a arreglar su vida, incluso antes de conocer todo lo que le permitiría hacer. El sistema se adelantaba al usuario para sugerirle qué hacer en cada momento, o también para dejarlo para más adelante. Además se trataba de un sistema dirigido a cada uno de los usuarios que intervienen en el proceso de un mantenimiento, hablándole en su propio idioma. No todos necesitan, ni quieren saber lo mismo.. una vez más, siguiendo la reconocida máxima: “No me hagas pensar” concebimos un producto que funcionaba de verdad.

Si podemos ayudarte en la gestión del mantenimiento de tu empresa, puedes escribirnos para más información a: info@qiip.io

Autor: Pedro Pedrosa 16/07/2019

Next Post